barclay card

En el mercado se pueden encontrar casi infinitas opciones de tarjetas de crédito y todas dicen que ofrecen mayores beneficios. Pero ¿cuál es la más conveniente más allá de lo que dicen sus publicidades? Aquí evaluamos una de las opciones.

La tarjeta Barclays se ofrece en España desde el año 1999 y ya cuenta con un número importante de clientes que la eligen. Aquí veremos por qué.

La Barclays card cuenta con importantes beneficios que permiten un ahorro real al usuario y que merecen destacarse. Lo primero que hay que decir es que no tiene cuota anual de mantenimiento, ni gastos de emisión ni renovación. El paquete de seguridad, que hoy en día es fundamental para llevar la tarjeta encima con tranquilidad y que muchos bancos cobran como extra, Barclays lo incluye de forma gratuita. Las compras con la tarjeta Barclay producen una devolución del 1% y, además, son muy comunes los descuentos de hasta el 50% en productos y comercios exclusivos.

La tarjeta tiene un límite de hasta 5.000 euros por lo que sirve para financiar cualquier sueño: un viaje, una remodelación, un nuevo guardarropas, tú decides en qué inviertes y Barclay te respalda.

Además, con la flexibilidad del pago, puedes abonar sin intereses hasta en 59 días o postergar el pago.

Solicitarla es muy fácil desde el sitio web de la entidad y no exigen que cambies de banco. Cualquiera de los bancos donde tengas una cuenta sirve para asociar la tarjeta Barclay.

La conclusión es que se trata de una de las tarjetas más convenientes del mercado. Pruébala y luego me cuentas.